Escraches con historia

Una noche de abril del año 2000, el entonces Alcalde de la ciudad de Granada, el socialista José Moratalla, vivía una de las jornadas más tristes de su mandato. Un grupo de vecinos constituidos en una plataforma, denominada ‘antibotellón’, decidió montar uno en la misma puerta de la casa del regidor, trasladando a sus inmediaciones lo que, según ellos sufrían cada fin de semana en sus barrios.

Yo no sé lo que eso os podrá parecer a vosotros, pero trasladando el símil, y puesto que la palabra aún no había llegado a España, esa acción era muy parecida a lo que hoy entendemos como un ‘escrache’. No hace mucho, el consultor político y experto en Gobierno Abierto, César Calderón, citando al máximo responsable del Consorcio Fernando de los Ríos, y, por aquél momento Jefe del Gabinete de Moratalla, Juan Francisco Delgado, lanzaba el siguiente tweet:

Captura de pantalla 2013-04-10 a las 20.36.24

Leer Más…

Quién se acuerda

La mentalidad del despilfarro, la irresponsabilidad exhibida con obscenidad, la política del ¡viva el vino!, del vale todo, del me pongo el mundo por montera, o el sombrero de paja, que para los rigores de la canícula local es más apropiado. La impunidad como lema, la cara más dura en la camiseta y la culpa siempre para otros. De esta manera podemos definir todo lo que está pasando en los dos asuntos más importantes de Granada en materia de infraestructuras. Porque aunque alguien no quiera verlo, o se empeñe de manera devota en impedir que se vea, los asuntos del AVE y el Metro se tocan, y no de forma tangencial. Se tocan por muchos sitios, por demasiados lugares. Y en ambos casos, el problema se define con un mínimo común divisor: José Torres Hurtado. Leer Más…

Cuestión de clase

Las juntas municipales de distrito en la ciudad de Granada son un ejercicio frustrante de participación democrática que sus presidentes, los concejales y concejalas del PP, se encargan de desvirtuar con ataques frontales que dejan en evidencia la muy escasa cultura democrática que atesoran estos ediles. Cada mes, uno sale de los centros cívicos de cada uno de los distritos lamentando que Bárcenas, en lugar de dinero no repartiera educación en los famosos sobres.

Este mes no iba a ser diferente, la sensación amarga de que la democracia se empobrece no es menor que en otras ocasiones. Lo que sucede es que tanto amargor acumulado empieza a ser intolerable para la digestión de muchos vecinos y vecinas que no aguantan tanta cicuta y entienden que no lucharon por una democracia de tan escasos quilates como la que hoy pasea su triste figura por los centros cívicos de Granada. Leer Más…

Basuras y privilegios

Seguro que estáis viendo muchas imágenes de Granada con toneladas de basura en sus calles. La razón, como seguro que también conocéis, es la huelga de los trabajadores del servicio de recogida de basuras y limpieza de calles, que desde hace 9 días ha hecho que Granada sea noticia nacional.

Situación de una de las calles de Granada

Situación de una de las calles de Granada

Leer Más…

Toma que toma

Estrenamos el 2013 en este blog y lo hacemos hablando del Día de la Toma. No puede ser de otra manera. De la misma forma que cada fin de año, tarde o temprano, alguna televisión nos recuerda aquéllo de las empanadillas en Móstoles, en Granada, de manera cíclica se abordan los mismos temas, pendientes de solucionar, encallados para siempre. La Toma es uno de esos asuntos que, lejos de hallar pacífica resolución, se va enquistando hasta convertirse en un tumor que, de no actuar con rapidez acabará por explotar en la cara de muchos.

Comitiva de la ciudad en la calle Reyes Católico

Comitiva de la ciudad en la calle Reyes Católicos (Foto JJI)

Leer Más…

Espacios de participación

Si en mi último post escribí sobre no gobernar como estrategia de gobierno, hoy, a lo mejor porque es el Día de la Constitución, quiero hacerlo sobre la degradación de los espacios de participación ciudadana, reducidos a la nada, a través de una acción bien determinada por el PP de mi ciudad, de menoscabar los debates hasta la desaparición. Ése ha sido el espíritu que ha inspirado el desastroso ROM que desde hace un par de meses regula la vida orgánica del Ayuntamiento de Granada, y ese es el espíritu que día a a día se respira en los pocos, muy pocos espacios de participación que le quedan a los vecinos y vecinas de una ciudad como la mía.

Es curioso escuchar en el Salón de Plenos del Ayuntamiento frases del tipo “aquí no venimos a hacer política”, “para debatir, mejor váyanse a un bar”. Ése es el valor que se le da a a Democracia en una ciudad como la mía. A eso queda reducido el debate, el intercambio de ideas, la no sólo legítima confrontación proyectos y de modelos, sino la necesaria puesta en común de las diferentes vías que existen de enfrentarse a un determinado problema, en función de una cosa tan natural al ser humano como la ideología. Leer Más…

No gobernar como estrategia de gobierno

A poco que uno analice pormenorizadamente la manera de gobernar del PP en el Ayuntamiento de la ciudad de Granada, llega a la conclusión de que su estrategia de Gobierno consiste en hacer ver que no gobierna. Se trata, en mi opinión de llevar hasta el extremo los criterios del liberalismo más recalcitrante, aquél Laissez faire et laissez passe que les lleva a asumir un papel de mero espectador ante los conflictos de la ciudad. Leer Más…