No gobernar como estrategia de gobierno

A poco que uno analice pormenorizadamente la manera de gobernar del PP en el Ayuntamiento de la ciudad de Granada, llega a la conclusión de que su estrategia de Gobierno consiste en hacer ver que no gobierna. Se trata, en mi opinión de llevar hasta el extremo los criterios del liberalismo más recalcitrante, aquél Laissez faire et laissez passe que les lleva a asumir un papel de mero espectador ante los conflictos de la ciudad.

En apariencia, la situación política de Granada parece abandonada por un equipo de Gobierno que ha hecho de los plenos en el Ayuntamiento, un mero trámite sin importancia gracias a un nuevo reglamento empeñado principalmente en reducir los debates a la nada. En lo que va de año, las mociones presentadas por el PP se pueden contar con los dedos de las manos, y sobran. No hay iniciativa y todo parece sujeto a una inercia macabra en la que la acción política es nula. A todo esto,  súmese el afán nada casual de mantener viva la estrategia de la confrontación con el reto de las instituciones que no están gobernadas por el PP, estrategia que ha dado pie a situaciones kafkianas como la de mantener vivo el conflicto con el Metro, a pesar de que ya es una realidad palpable por la ciudadanía, o mantener irresolutos conflictos como el del Centro Lorca.

Pero como he dicho antes, todo esto pasa en apariencia. Porque a la hora de tomar decisiones, éstas se adoptan en la intimidad del restaurante caro, bajo el paraguas de los acuerdos especulativos, y rubricados con la fumata blanca del buen puro habano, que para ese menester no es malo tirar de Cuba. Las decisiones se toman a oscuras dejando malherido el interés general de la ciudad, y a espaldas de los empresarios que de manera honrada sí se juegan su prestigio y su capital en proyectos interesantes.

La acción política queda reducida al cubículo del cacique, a la intimidad del documento privado, sin luces, sin taquígrafos. Ante la ciudadanía, el equipo de Gobierno del PP se presenta como un mero espectador, casi como un árbitro inglés de fútbol, esos que permiten el juego brusco y sólo intervienen en casos de extrema necesidad. Pero la realidad es diferente, porque de verdad son los trileros que esconden la bolita del beneficio común bajo el vaso, haciendo trampas a todos los granadinos.

Anuncios

Etiquetas: , , ,

About enclavelocal

Asesor del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Granada. Soy socialista. Vivo en Granada y me siento ciudadano del mundo. Me gusta la Política y conversar.

Trackbacks / Pingbacks

  1. Espacios de participación « enclavelocal - 6 de diciembre de 2012

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: