Espacios de participación

Si en mi último post escribí sobre no gobernar como estrategia de gobierno, hoy, a lo mejor porque es el Día de la Constitución, quiero hacerlo sobre la degradación de los espacios de participación ciudadana, reducidos a la nada, a través de una acción bien determinada por el PP de mi ciudad, de menoscabar los debates hasta la desaparición. Ése ha sido el espíritu que ha inspirado el desastroso ROM que desde hace un par de meses regula la vida orgánica del Ayuntamiento de Granada, y ese es el espíritu que día a a día se respira en los pocos, muy pocos espacios de participación que le quedan a los vecinos y vecinas de una ciudad como la mía.

Es curioso escuchar en el Salón de Plenos del Ayuntamiento frases del tipo “aquí no venimos a hacer política”, “para debatir, mejor váyanse a un bar”. Ése es el valor que se le da a a Democracia en una ciudad como la mía. A eso queda reducido el debate, el intercambio de ideas, la no sólo legítima confrontación proyectos y de modelos, sino la necesaria puesta en común de las diferentes vías que existen de enfrentarse a un determinado problema, en función de una cosa tan natural al ser humano como la ideología.

Pero esto no pasa sólo en el Salón de Plenos. Sucede en las juntas municipales de distrito. Yo soy fiel asistente a la del mío, donde su presidente, el Concejal de Deportes, Antonio Granados, repite a los muchos asistentes que se dan cita una vez al mes para hablar de los problemas de su barrio, “que la Junta no es un espacio para debatir. Que para debatir están las campañas electorales”. Y como muestra, un vídeo:

Me parece tremendamente grave que el mensaje que las instituciones sean capaces de dar a través de sus representantes más próximos sea el de restar valor y menospreciar a la política. En la junta de ayer, se oyeron cosas como “yo no traigo aquí la ideología. Ahora, si ustedes sacan ideología, yo saco ideología”. Continuas invitaciones a que los vecinos no se expresen con libertad, exhortándoles en su turno de palabra a “hacer un ruego o un pregunta, pero nada de exposiciones”. Incluso, a degradar de sentido la Junta Municipal misma invitando, en el legítimo intercambio de ideas, a “dejar el debate y hacerlo en el bar de enfrente, el tiempo que usted quiera”. No hay sitio más idoneo para debatir que el órgano constituido para ello. La Democracia siempre se ha construido sobre la necesaria confrontación de modelos diferentes, porque no todos somos iguales, aunque alguna vez lo hayamos parecido.

Ante ataques de ese tipo sólo queda ponerse de pie y exigir la dignidad que no nos pueden robar a base de menosprecios prepotentes. La Democracia reside en todos y cada uno de nosotros, por lo tanto, su fortaleza dependerá de lo que nosotros seamos o no capaces de soportar. La Democracia no tiene más escudo que el nuestro. Es poderosa y vulnerable, curiosamente, y no podemos olvidar que, si somos débiles, ella se debilita. Pero si nos mostramos fuertes, ella crece, se fortalece, se endurece ante los ataques de los que nunca creyeron en ella. No nos rindamos, pues. Apretemos los dientes y digamos basta. Por ella, por la Democracia.

Anuncios

Etiquetas: , ,

About enclavelocal

Asesor del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Granada. Soy socialista. Vivo en Granada y me siento ciudadano del mundo. Me gusta la Política y conversar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: