Toma que toma

Estrenamos el 2013 en este blog y lo hacemos hablando del Día de la Toma. No puede ser de otra manera. De la misma forma que cada fin de año, tarde o temprano, alguna televisión nos recuerda aquéllo de las empanadillas en Móstoles, en Granada, de manera cíclica se abordan los mismos temas, pendientes de solucionar, encallados para siempre. La Toma es uno de esos asuntos que, lejos de hallar pacífica resolución, se va enquistando hasta convertirse en un tumor que, de no actuar con rapidez acabará por explotar en la cara de muchos.

Comitiva de la ciudad en la calle Reyes Católico

Comitiva de la ciudad en la calle Reyes Católicos (Foto JJI)

Hoy he hecho la prueba de volver a asistir a los actos oficiales organizados por el Ayuntamiento. La última vez que fuí era un crío, y fueron mis padres los que me llevaron. Desde entonces, el 2 de enero no ha dejado de ser un festivo más que era aprovechado para descansar o, en la época que viví fuera de Granada, un día más en el calendario laboral. Sin embargo, en la última década, el ambiente festivo de la Plaza del Carmen se ha tornado en un ejercicio de violencia verbal en el que, radicales de uno y otro lado, se dan cita para insultarse y hacer vanagloria de sus símbolos, trasnochados unos, carentes de representatividad otros, igual de agresivos todos.

A la hora de comer he preguntado a mis padres si hoy, con la misma edad que antaño, me hubieran llevado al Ayuntamiento, como hicieran años atrás. La respuesta ha sido clara: No. Y la comparto. El 2 de enero se ha convertido para unos cuantos en esta ciudad en un ejercicio de provocación, muy español, muy cañí, un ‘haber quién la tiene más larga’, entre los que juzgan los hechos sucedidos en 1492 con la lupa que usan hoy para juzgar otros asuntos, y aquéllos que se creen los herederos de los valores más denostados de las viejas esencias patrióticas españolas. Al final, unos y otros, se dan cita en Granada para poner de común acuerdo su incapacidad para evolucionar con el tiempo.

En medio, no hay árbitro. Al frente del Ayuntamiento lo único que encontramos es a una pandilla de exaltados forofos de la furia roja, que usan los espacios públicos, más como la grada de un campo de fútbol, negándose a crear los lugares de acuerdo tan necesarios para que la convivencia no se resienta. Si los encargados de organizar estos actos juegan a radicalizar su postura, usando sólo como baremo el rédito electoral, la fractura está servida. Sin embargo, ante la llamada que colectivos más moderados hacen para recuperar el diálogo, la respuesta que se da es el insulto, el desprecio. Mala cosa que la soberbia sea la señora que domine la política.  En la imagen siguiente se aprecia que la actitud del equipo de Gobierno de Granada, lo único que hace es enconar aún más la situación.

Desde posiciones como ésta, el Ayuntamiento hace imposible lograr ningún consenso

Desde posiciones como ésta, el Ayuntamiento hace imposible lograr ningún consenso

Estoy convencido de que el 2 de enero se tiene que recordar y debe ser una de las fiestas del calendario de mi ciudad que puede convivir con otras. Y también estoy seguro de que por el derrotero que ha tomado la fiesta del Día de la Toma desde hace 10 años, al único camino hacia le que nos dirigimos es al de mantener un espectáculo bochornoso entre radicales, y a lamentar desgracias que en nada hacen honor a la historia.

El 2 de enero es necesario que se celebre de otra manera, que haya un espacio para el recuerdo de todos y no un punto en el unos granadinos celebren la derrota de otros granadinos. El 2 de enero debe ser el culmen de una serie de actos previos donde la Cultura reine, a través de la música, el arte, la literatura. La ciudad misma debe convertirse en un museo que durante días nos predisponga al acto final de una jornada que sirva para dejar muy claramente que todos los que somos de Granada, aunamos en nuestros genes lo mejor de muchas culturas que hicieron de esta ciudad un paraíso en la tierra.

Anuncios

Etiquetas: , ,

About enclavelocal

Asesor del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Granada. Soy socialista. Vivo en Granada y me siento ciudadano del mundo. Me gusta la Política y conversar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: